admin/ Galería de Ilustres/ 0 comentarios

Luis Adaro y Magro (1849-1915) hacia el año 1898. Archivo de la familia. Fuente: Mañana (2002).

Luis Adaro y Magro nació en Madrid, en 1849. Fue alumno de la promoción de 1865 de la Escuela de Minas de Madrid; terminados los estudios, realizó las prácticas reglamentarias en Almadén durante 1873. A continuación fue destinado al distrito minero de Oviedo, donde pronto pidió la excedencia del cuerpo para dedicarse a la empresa privada.

Fue director de D’Eichtal y Cía., una sociedad creada para la explotación de las minas de carbón y hierro situadas entre Gijón y Sama de Langreo. Fue acérrimo defensor de la concentración y fusión de minas para un mejor aprovechamiento de los recursos humanos y materiales. Lo llevó a cabo en los años 80 del siglo XIX con empresarios privados de minas asturianas.

Creó la Unión Hullera y Metalúrgica de Asturias. También participó activamente en el desarrollo de una infraestructura de transportes que permitiese trasladar el carbón a los puntos de consumo. Con esta misma idea, Luis Adaro prestó su apoyo para la construcción del nuevo puerto del Musel en Gijón. Se interesó también por la industria siderúrgica con la intención de unirla con la minería del carbón. En 1900 entró a formar del consejo de administración de la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, a la que ayudó a reflotar en 1906 gracias a la incorporación de su empresa. En 1902 constituyó una empresa dedicada a manufacturas metálicas, la sociedad Adaro y Marín. En 1907 pasó a dirigir la Duro Felguera, comenzando a obtener la fábrica beneficios después de muchos años de pérdidas. A pesar de ello, la empresa seguía pasando por graves dificultades debido a lo obsoleto de sus instalaciones, necesitadas de innovación tecnológica, y a que la crisis industrial ya había hecho mella en ella. Adaro presentó su dimisión en septiembre de 1909, malvendió sus acciones, y solicitó el reingreso en el cuerpo de Minas, donde le correspondía la categoría de inspector.

Bosquejo geológico de Asturias, con indicación de los principales yacimientos de hierro (a
escala 1:400.000), por Luis Adaro (1915)

En octubre de ese mismo año fue destinado a la dirección de la Comisión del Mapa Geológico de España, en la que prestó sus servicios hasta su fallecimiento, en octubre de 1915. Bajo su dirección, en 1910, la Comisión se reorganizó en el nuevo Instituto Geológico de España.

Más información:

Mañana Vázquez, R. 2002. Luis Adaro y Magro (1849-1915). Instituto Geológico y Minero de España y Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas de España, Oviedo, 165 pp.

Rábano, I. 2015. Los Cimientos de la Geología. La Comisión del Mapa Geológico de España (1849-1910). Instituto Geológico y Minero de España, Madrid, 329 pp.

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*