admin/ Actividades, Actividades1, Noticias/ 1 comentarios

Un par de micros de Hiendelaencina

Cristal suelto de estefanita de 7 mm. Hiendelaencina, Guadalajara. Foto IGE.

En el Museo Histórico Minero se conserva la mejor colección de minerales de las míticas minas de plata de Hiendelaencina. Estas minas, icono de la “minería romántica” española, se sitúan cerca de Atienza, en Guadalajara, y sus famosos filones produjeron considerables cantidades de plata debido a las excepcionales concentraciones que se encontraron (“bonanzas”), que no a su gran volumen.

Debido a su relativa cercanía a la Corte, numerosos ingenieros de minas de la época las estudiaron e incluso trabajaron en ellas. De ahí que el Museo cuente con muchas donaciones. Amalio Maestre, Amar de la Torre, Ezquerra del Bayo, Casiano de Prado, Eugenio Maffei, Gómez-Pardo, Felipe Naranjo y, sobre todo, Luis de la Escosura (durante 1844 a 1855 fue su director facultativo y luego director de la Escuela y promotor de su actual edificio y Museo), se preocuparon en formar extensas colecciones de minerales de las minas.

Muchos de ellos donaron ejemplares a los diversos museos y colecciones de minerales de todo el mundo, pues los ejemplares de Hiendelaencina eran sumamente apreciados, y lo continúan siendo. Como resultado, ha quedado una magnífica colección en el Museo de la Escuela, que aún puede visitarse. Freieslebenitas, pirargiritas, estefanitas, diaforitas, platas nativas, miargiritas y todo el elenco de minerales de plata y ganga de los filones está representado en la vitrina dedicada a Hiendelaencina. Un auténtico lujo.

Pero hoy traemos aquí un par de ejemplos de algo menos conocido, que no deja de ser muy interesante y bello para todos los aficionados. Durante los numerosos traslados, limpiezas, clasificaciones, etcétera, que se han producido en un antiguo museo como el nuestro, es inevitable que se desprendan fragmentos, se deterioren algunas piezas o incluso desaparezcan. Pero quedan restos, cristalitos sueltos que, en muchas ocasiones, se tratan como pura suciedad; pero en otras sobreviven en los rincones de los cajones. Revisando estos materiales pueden aparecer gratas sorpresas, que constituyen preciosos “microminerales”.

Esto es lo que ha sucedido con este pequeño grupo de cristales de pirargirita y este excepcional cristal de estefanita. Observados al binocular son verdaderas bellezas, que hemos querido compartir con todos vosotros en unas aceptables microfotografías que podéis ver en este post.

Para saber más, os recomendamos visitar el Museo tan pronto se pueda. Podréis ver la excepcional colección y ejemplares únicos. También puede visitarse el Centro de Interpretación “País de la Plata” en el mismo pueblo de Hiendelaencina, con una cuidada presentación de la historia de estas minas y numerosos elementos mineros y documentación.

Sobre Hiendelaencina y los personajes que pasaron por allí hay bastante escrito, aunque a nuestro juicio, aún falta por escribir la obra definitiva sobre estas míticas minas, su historia, sus leyendas, su importancia económica y sus minerales.

Grupo de cristales de pirargirita de 6 mm Hiendelaencina, Guadalajara. Foto IGE.

Compartir esta publicacion

1 Comentario

  1. La primera foto es un cristal de estefanita de 7 mm de altura.
    La segunda es un grupo de cristales de pirargirita de 6 mm de altura.
    Ambas fotos son del IGE.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*