admin/ Actividades, Actividades1, Noticias/ 0 comentarios

Donación de espeleotemas de aragonito de la cueva de Castañar de Ibor

Ejemplar de 12×7 cm de aragonito de la cueva de Castañar de Ibor (Cáceres) sobre pizarra, recogido en 1969. Foto y donación de Santiago Jiménez

Dos nuevos ejemplares pasarán a engrosar las colecciones del Museo procedentes de la singular cueva de Castañar de Ibor, en Cáceres, dentro del Geoparque Villuercas, Ibores y Jara reconocido por la UNESCO en 2015. Nuestro Asociado Amigo Santiago Jiménez, que ha tenido la deferencia de regalarlas al Museo, las recogió personalmente en su visita a la cueva en 1969, cuando habían sido descubiertas por pura casualidad por un labrador de la zona un par de años antes.

En aquellos tiempos ya se intuyó la singularidad y belleza de estas cuevas y, en seguida, científicos e ingenieros del IGME y del CSIC comenzaron a hacer las primeras exploraciones. Santiago, estudiante de ingeniería de minas y gran aficionado a la espeleología y geología en aquellos tiempos, tuvo la suerte de poder entrar en las cuevas y participar en la realización de los primeros estudios cartográficos y geológicos del lugar. Fruto de aquellas primeras expediciones, pudo recoger del suelo numerosas muestras de espeleotemas que se habían desprendido de los hastiales. Hoy podemos disfrutar de dos ejemplos en el Museo.

Ejemplar de aragonito de 15×10 cm recogido en 1969. Es un ejemplar flotante recogido en 1969. Donación y foto Santiago Jiménez

La singularidad de la cueva del Castañar reside en ser uno de los pocos ejemplos en la península de un karst en rocas muy antiguas del Precámbrico Superior (de edad Ediacárica de entre 635 y 542 millones de años) de una extensión y espectacularidad en sus formaciones fuera de lo común. La formación kárstica está en dolomías intercaladas con pizarras y areniscas. La mineralogía de la cueva es muy variada, citándose además del aragonito, la calcita y la dolomita, la magnesita, hidromagnesita, huntita, goethita, hematites, yeso y numerosos minerales de las arcillas.

La cueva siempre ha tenido un acceso restringido por su extrema fragilidad ante las interacciones humanas y solo a partir de 2003 puede ser visitada, aunque siempre de manera controlada y restringida (de mayo a septiembre previa solicitud y aceptación). Existe un Centro de Interpretación de la Junta de Extremadura del Geoparque y la cueva que sí es visitable sin restricciones.

Agradecemos a Santiago su generosidad por contribuir a los fondos del Museo y prometemos que, según nos vaya enviando más información y material fotográfico de sus expediciones en esta cueva, iremos completando la información.

Puedes descargar en este enlace el libro editado por la Junta de Extremadura en 2015 para ampliar información.

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*